, , , ,

Tarta de chocolate blanco y mermelada de frambuesa

Tarta de chocolate blanco y mermelada de frambuesa


Tarta de chocolate blanco y mermelada de frambuesa. Desde hace varias semanas tengo fijación con las coberturas de chocolate blanco. Por este motivo, me decidí a realizar la receta de esta tarta. En esta ocasión, la cobertura no es una ganaché de nata y chocolate, sino un glaseado de chocolate blanco compuesto por almíbar y huevo.

El bizcocho es de chocolate negro, para realzar el contraste de colores. Para el relleno he utilizado un poco de glaseado de chocolate blanco y mermelada de frambuesa mezclada con licor de cerezas (licor Kirsch).


Tarta de chocolate blanco y mermelada de frambuesa

Las consideraciones generales para realizar la receta de esta tarta son las siguientes:

  • El bizcocho lleva mantequilla. Para poder utilizarla correctamente, debemos sacarla de la nevera, al menos, con una hora de antelación. Queremos que esté a temperatura ambiente (en pomada) para poder batirla bien.

  • La harina que utilizaremos para realizar el bizcocho de chocolate es "harina leudante". Se trata de harina que ya incorpora la levadura. Se encuentra en grandes superficies sin problema (se la conoce como "harina bizcochona"). Si no tenéis de esta harina, utilizad harina de repostería y añadid dos cucharaditas de levadura.

  • Debemos cortar el bizcocho en horizontal dos veces para obtener tres planchas. Lo haremos cuando haya transcurrido un buen rato (al menos una hora) después de la cocción. En caso contrario, correremos el riesgo de romper el bizcocho.

  • Uno de los elementos de relleno del bizcocho está compuesto por la mermelada de frambuesa y el aguardiente de cerezas. Si no tenéis de este licor en casa, no pasa nada. Podéis omitirlo perfectamente o utilizar otro que os guste más.

  • Si en lugar de mermelada de frambuesa preferís utilizar otra mermelada, podéis hacerlo sin problemas. Lo único que debéis considerar es que en lugar de "tarta de chocolate blanco y mermelada de frambuesa", la tarta se llamaría "tarta de chocolate blanco y mermelada de -poner aquí vuestra mermelada-".

  • Si añadís aguardiente de cerezas (Kirsch) tened cuidado y no os paséis de la cuenta. Hay quien piensa que este licor tiene un sabor bastante fuerte. Probad la mezcla a medida que lo vais añadiendo.

  • Para realizar el glaseado de chocolate blanco utilizaremos almíbar. Si disponéis de un termómetro, el almíbar lo cocinaremos hasta alcanzar los 115 ºC (punto de bola). Si no tenéis termómetro, lo cocinaremos durante unos 15 minutos, aproximadamente (hasta que se forme un caramelo muy suave).


La receta la he extraído del libro "Chocolate" de Rosalba Gioffré. Le he añadido ligeras modificaciones, pero la he confeccionado de la forma más parecida posible. En este libro hay algunas recetas muy interesantes, como por ejemplo la de Tarta de chocolate y nata, el alimento del diablo, que os presenté hace varios días.

Si os gustan las tartas de chocolate blanco, os recuerdo que podéis consultar en el blog la receta de la tarta de chocolate blanco, nata y mascarpone.

Eso es todo, así que vamos a la cocina.

Ingredientes de la tarta de chocolate blanco y mermelada de frambuesa:

Bizcocho de chocolate:
  • 60 gr. de cacao.
  • 125 ml. de agua.
  • 125 gr. de mantequilla.
  • 180 gr. de azúcar.
  • 3 huevos.
  • 300 gramos de harina leudante (harina con levadura) - En su defecto, 300 gr. de harina de repostería y dos cucharaditas de levadura.
  • Media cucharadita de bicarbonato
  • 100 ml. de leche.
Glaseado de chocolate blanco:
  • 80 gr. de azúcar.
  • 50 ml. de agua.
  • 1 huevo.
  • 100 gr. de mantequilla ablandada.
  • 250 gr. de chocolate blanco.
  • 4 cucharadas de agua.
Relleno de mermelada de frambuesa:
  • 150 gr. de mermelada de frambuesa (o mermelada de sabor y cantidad a vuestro gusto).
  • Un par de cucharadas de aguardiente de cerezas (o de otro que os guste más).
Preparación de la tarta de chocolate blanco y mermelada de frambuesa:

Precalentamos el horno a 180 ºC.

Calentamos el agua y la mezclamos con el cacao. Removemos bien y reservamos.

Tarta de chocolate blanco y mermelada de frambuesa

Batimos el azúcar hasta que se ponga cremosa y sin dejar de batir añadimos el azúcar poco a poco. A continuación añadimos los huevos de uno en uno: añadimos un huevo y batimos. Añadimos otro y batimos...

Tarta de chocolate blanco y mermelada de frambuesa

Continuamos añadiendo poco a poco la mezcla de cacao y agua y seguimos batiendo.

Tarta de chocolate blanco y mermelada de frambuesa

Mezclamos la harina con el bicarbonato. Si en lugar de harina leudante tenemos harina de repostería, la mezclamos con la levadura y el bicarbonato. Removemos bien y tamizamos sobre la mezcla de huevos anterior, sin dejar de batir. Vamos alternado la harina con la leche, para que no nos resulte muy difícil batir.

Tarta de chocolate blanco y mermelada de frambuesa

Preparamos un molde desmontable que engrasamos convenientemente. Lo que suelo hacer es ponerle papel de hornear en la base y engrasar con mantequilla y un poco de harina.

Vertemos la masa sobre el molde e introducimos en el horno hasta que esté listo. En mi caso fueron unos 40 minutos. Lo que os aconsejo es que a partir del minuto 40, comprobéis si el bizcocho está hecho pinchando un palito en el centro y viendo si sale seco.

Continuamos preparando el glaseado de chocolate blanco.

En una olla mezclamos el agua y el azúcar. Removemos a fuego lento hasta que el azúcar se haya disuelto. A continuación subimos el fuego y cocinamos, sin mover mucho, hasta que se ponga a punto de bola. El punto de bola se alcanza aproximadamente a los 115 ºC. Para medir esto, necesitamos un termómetro (obviamente). Si no lo tenemos, podemos dejar que el almíbar se haga durante unos 15 o 20 minutos, aproximadamente.

Una vez que el almíbar está listo lo añadimos al huevo batido.

Tarta de chocolate blanco y mermelada de frambuesa

Removemos bien. A continuación añadimos la mantequilla cortada en dados y, por último, las 4 cucharadas de agua y el chocolate blanco que habremos fundido al baño María.

Tarta de chocolate blanco y mermelada de frambuesa


Para el relleno mezclamos el aguardiente (o el licor hayamos elegido) con la mermelada.

Por fin montamos la tarta. Si la parte superior del bizcocho no nos ha quedado muy lisa (lo cual es muy probable) podemos cortarla con el cuchillo:

Tarta de chocolate blanco y mermelada de frambuesa

Ahora cortamos el bizcocho de chocolate dos veces horizontalmente.  Obtendremos tres planchas. Recordad que antes de cortar el bizcocho lo habremos dejado enfriar, al menos, durante una hora.

Tarta de chocolate blanco y mermelada de frambuesa


Sobre la primera plancha de bizcocho extendemos la mitad de la crema de frambuesas. A continuación, añadimos un poco de glaseado de chocolate.

Tarta de chocolate blanco y mermelada de frambuesa

Ponemos una plancha encima y repetimos la operación: extendemos la otra mitad de la crema de frambuesas y un poco de glaseado de chocolate blanco.

Por último, ponemos la última plancha de bizcocho encima y bañamos con el resto del glaseado de chocolate blanco.

Introducimos en la nevera y dejamos enfriar hasta que cuaje.

Y eso es todo!! Espero que os guste esta tarta de chocolate blanco con frambuesas. Creo que se trata de una receta fácil, donde la única complicación podría residir en la elaboración del glaseado. Animo con ella!!!

En breve os presentaré otras coberturas para bañar tartas, diferentes a la clásica ganaché de chocolate negro, mientras tanto ¡¡buen apetito!!


Tarta de chocolate blanco y mermelada de frambuesa

Tarta de chocolate blanco y mermelada de frambuesa

Tarta de chocolate blanco y mermelada de frambuesa

Tarta de chocolate blanco y mermelada de frambuesa

8 comentarios:

  1. INMA dijo...:

    Que buena pinta tiene, habra que probarla.

  1. Muchas gracias Inma! Te animo a que la hagas y compartas el resultado. Te espero!!

    Un saludo.

  1. Anónimo dijo...:

    TIENE UNA PINTA INCREIBLE.SE LO VOY A HACER A MI PAPI MAÑANA POR SU CUMPLE.GRACIAS.

  1. demelisucre dijo...:

    Necesitaba un glaseado de chocolate blanco para una tarta que voy a prepararle a una amiga por sus dieciocho. I creo que contigo he encontrado lo que estaba buscando! Fácil, rico y sin ser ni tan cargado como la buttercream ni tan frágil como la nata. Eso si, tengo una duda: el almíbar, debe estar frio antes de añadir-lo al huevo? En caso contrario, no cuaja el huevo? Grácias!

  1. Nayimi dijo...:

    Muy interesante, quiero hacerlo.

    Sin embargo, una duda. No sé si se que no lo he visto porque estoy cegata o porque no está, pero ¿a cuánta temperatura hay que hornear el bizcocho?

    Y de paso, ¿se puede hacer en un molde de silicona grande? Es que no tengo claro si el desmontable que tengo se puede meter en el horno.

  1. Hola Nayimi. Siento no haberte contestado antes. No he podido conectarme antes porque he estado fuera.

    El bizcocho tienes que hornearlo a 180ºC (es lo primero que hay en el texto de la receta!! jaja!!!).

    En cuanto a hacerlo en el molde de silicona, puedes hacerlo sin problemas. Lo importante es que el diámetro del molde no sea excesivamente grande, para que puedas cortar bien la tarta. El mío era de 24 cm. de diámetro.

    Espero haberte ayudado. Cualquier cosa, aquí me tienes.

    Un abrazo!!

  1. Para Demilisucre. Hola!!!

    Verás, me parece una buena pregunta la tuya, porque si hay algo que puede ser complicado en esta receta, es precisamente saber mezclar el almíbar con el huevo. Cuando retiramos el almíbar del fuego lo dejamos entibiar un par de minutos si acaso, no más. Lo importante es añadirlo al huevo y continuar batiendo, para que el huevo no se nos cuaje.

    Recuerdo que cuando yo la hice, añadí el almíbar en chorro, poco a poco y sin dejar de batir.

    Espero haberte ayudado y sineto no haberte contestado antes. He estado fuera sin conexión.

    Un abrazo!!!

  1. La he intentado hacer hoy para tenerla para mañana y me ha quedado francamente mal. De sabor está buena pero estéticamente...vamos que no la voy a llevar a la cena ni por casualidad jajaj.
    Iba todo perfecto hasta el momento de añadir el chocolate fundido a la mezcla. Por más que he batido y batido se han formado grumos y eso que el fuego estaba bajísimo! A parte no sé porqué razón no ha quedado color blanco como en tu tarta sino tirando a marrón...
    En fin, que la tuya se ve una delicia y la mía está para no enseñar. Ahora me pondré con el típico postre de galletas de toda la vida...

    Un saludo!

Publicar un comentario