, , ,

Tarta de limón y queso sin horno

Tarta de limón y queso sin horno

Tarta de limón y queso. Por más que intento sacar tiempo para encerrarme en la cocina, no lo consigo. Tengo un montón de recetas pendientes de preparar pero me faltan horas al cabo del día...Consciente de la situación, este fin de semana he preparado esta tarta de queso y limón. Se trata de una tarta fácil, muy fácil, compuesta por ingredientes comunes y que podréis preparar de forma muy rápida... Y no tiene horno!!

Además de ser una receta muy fácil, esta tarta de limón y queso tiene una textura muy suave. Se trata de un postre muy ligero, ideal a cualquier hora del día.  La preparación es extremadamente sencilla y en un rato la tendréis cuajando en la nevera. No lo dudéis más. Triunfo asegurado.

En realidad, esta receta casi la he preparado para recordaros que todavía sigo aquí, a pesar de la sequía de recetas de estas últimas semanas. Siento no poder atenderos todo lo que me gustaría, pero espero poder cambiar la situación en breve y recuperar el ritmo que esto necesita.



Tarta de limón y queso sin horno


Hay muy pocas consideraciones previas que realizar. Simplemente recordaros que esta tarta no tiene horno   y que para cuajarla utilizaremos un poco de gelatina neutra en polvo. Aprovecho la ocasión para indicaros que un sobre de gelatina neutra en polvo (10 gr.) equivale a 6 láminas de gelatina neutra. Si no tenéis la gelatina neutra en polvo, podéis utilizar las láminas. Lo único que tendréis que hacer es humedecer las láminas (según se indique en el envase) y a continuación utilizarlas como si fueran la gelatina neutra en polvo que se indica en la receta.

No pude tomar muchas fotos, aunque creo que esto no será ningún problema. La receta es muy fácil.

Vamos al lío!!! A la cocina!!!

Ingredientes de la tarta de limón y queso sin horno:

  • 250 gr. de galletas (digestivas o María).
  • 100 gr. de mantequilla sin sal (hay que derretirla).
  • 350 gr. de queso crema (vamos, el queso de untar de toda la vida - "Filadelfia", para entendernos).
  • 200 gr. de azúcar.
  • 300 gr. de nata para montar.
  • 45 gr. de azúcar glass.
  • El zumo y la ralladura de dos limones.
  • 1 sobre de gelatina neutra (10 gr.).
Preparación de la tarta de limón y queso:

Fácil, fácil. En primer lugar prepararemos la base de galletas y mantequilla. Para ello, trituramos las galletas. A continuación derretimos la mantequilla a fuego lento, sin que llegue a hervir. Lo mezclamos todo en un bowl y esparcimos con la espátula sobre un molde previamente engrasado.

¿Cómo engrasamos el molde? Como de costumbre: en mi caso utilizo un molde de base desmontable. Forro la base con papel de hornear y engraso la base de papel y las paredes del molde con un poco de mantequilla.

Una vez esparcida la mezcla de galletas y mantequilla sobre la base del molde, introducimos el molde en la nevera.

Continuamos preparando la masa de queso. Mezclamos y batimos el azúcar y el queso crema. Rallamos y exprimimos los limones. Añadimos a la mezcla de queso y azúcar, el zumo y la ralladura de los limones. Volvemos a batir y reservamos.

Montamos la nata con el azúcar glass. Para montar la nata, es recomendable que los utensilios estén fríos (y la nata también). Comenzamos a batir a media/baja velocidad y, cuando la nata haya subido, añadimos el azúcar glass. En este momento continuamos batiendo a máxima velocidad hasta que se formen picos.

Integramos la nata montada con la mezcla de queso, limones y azúcar. Para ello, con una espátula, vamos añadiendo la nata a la mezcla de queso y lo vamos mezclando todo con movimientos envolventes, de abajo a arriba, procurando que la mezcla no se nos baje.

Ahora sólo nos falta añadir la gelatina... ¿Cómo? De la siguiente manera: a un cazo, añadimos unas 6 o 7 cucharadas generosas de la mezcla de queso y nata. A continuación, añadimos la gelatina y ponemos a fuego medio, batiendo con unas varillas manuales constantemente. Continuamos batiendo hasta que veamos que la gelatina se ha disuelto (pueden ser entre 5-10 minutos, dependiendo de nuestra destreza). En cualquier caso, continuamos batiendo con energía hasta que la mezcla esté a punto de dar el primer hervor (o lo dé).

Ahora añadimos el contenido del cazo (la gelatina) al resto de la mezcla de queso y nata. Con la espátula mezclamos bien, asegurando que todo se integra correcta y homogéneamente.

¿Os acordáis de la base de galletas que teníamos en la nevera? La sacamos y vertemos encima la masa de nata y queso.

Volvemos a poner el conjunto en la nevera varias horas (o hasta el día siguiente). Básicamente, hasta que veáis que todo se ha cuajado correctamente.

Desmoldamos la tarta de queso con cuidado y engullimos con alegría e ilusión, como todo lo que hagamos en la vida.

Espero que os haya gustado esta receta de tarta de limón y queso sin horno. Os pido disculpas por no poder poner más fotos, pero estaba muy apurado de tiempo. En próximas entregas intentaré ser un poco más ilustrativo.

Nos vemos pronto!! Buen provecho!!!!!

Tarta de limón y queso sin horno


15 comentarios:

  1. Noelia Martí dijo...:

    Me encanta esta receta.....tengo un cumple pronto y quizás la cocine!!! Saludos!

  1. Estas tartas queso sin horno, salen buenísimas siempre y son una gozada porque quedas fenomenal en un momentito.
    Besicos,

  1. Trini Altea dijo...:

    La tarta tiene una pinta deliciosa.

  1. Vero dijo...:

    Fácil, fácil y rica, rica!!! Menudo corte, se ve delicioso! No te preocupes porque lo primero eslo primero y por aquí estaremos :) Tomo nota de la receta!!Bicoss

  1. Toñi dijo...:

    Muy facil, si señor, tomo nota para cuando me pille el tiempo justo...
    No te preocupes por la abundancia de recetas, sigue viniendo cuando puedas, nos encantan tus recetas, todos tenemos temporadas en las que 24 horas se nos quedan muy muy cortas.
    Besoss

  1. Claudia dijo...:

    un postre estupendo y el corte ni que decir.
    bs

  1. Juliane Crema dijo...:

    Menuda presentación, esta tarta sí que se ve exquisita! mmuchas gracias.

  1. Esther Outón dijo...:

    Estas tartas siempre quedan bien y tu la bordaste¡¡ a mi hija le encantan asi tipo mus fresquitas oohhh¡¡ de diez...Besos

  1. La Tauleta dijo...:

    Me gusta la idea de sin horno

  1. Toñi dijo...:

    hola!!!
    pasate por mi blog, tienes premio

  1. Manolo Palmer dijo...:

    La he probado. Estaba deliciosa: sabor a limón con un toque justo de dulzura.

  1. Manolo Palmer dijo...:

    Por "jalowin" te sugiero que nos presentes algún pastel con calabaza jejeje

  1. Anónimo dijo...:

    Una pregunta, cuantas porciones salen de la receta? Gracias

  1. Conchi dijo...:

    Estas tipo de tartas salen siempre muy buenas, pero tu la has bordado te ha quedado de 10!!
    Acabo de conocerte y me ha encantado tu blog, no lo digo por decir, me he vuelto loca mirando tus recetas a cada cual mejor. Me quedo por aquí para no perderme nada.
    Un saludo.

  1. Muchas gracias a todos y todas por vuestro comentarios!!!

    Respondo al último anónimo: el número de porciones dependerá de lo grandes que a ti te gusten. Un mínimo de 8 y un máximo de unas 10-12. La tarta es ligera, así que no pasa nada porque las cortes bien grandes.

    Saludos!!!

Publicar un comentario