, , , ,

Tarta de espinacas, queso y crema fresca

Tarta de espinacas, queso y crema fresca

Tarta de espinacas, queso y nata. Hoy toca algo salado. Estamos al comienzo de semana, así que hay que preparar algo para tener un "fondo" de almuerzo y cena que nos permita sobrevivir hasta el fin de semana. En esta ocasión he preparado una tarta de espinacas con un poco de mozzarella y crema fresca; ligera, pero consistente como para ser plato principal de comida o cena.

La preparación es muy simple y, como viene siendo habitual, bastante versátil. He utilizado mozzarella, pero podemos añadir otro tipo de queso, combinar nuevos quesos (creo que el queso feta le puede venir bastante bien), añadir bacon, piñones... Lo que se os ocurra.


Tarta de espinacas, queso y crema fresca

La preparación de esta tarta tiene dos fases: en primer lugar prepararemos la base de masa y a continuación el relleno.

Hay poco que comentar, así que vamos a la cocina!!

Ingredientes de la tarta de espinacas:

Para la base de masa:

  • 150 gr. de harina.
  • 75 gr. de mantequilla (mejor a temperatura ambiente).
  • 1 yema de huevo.
  • un poco de agua (la que la masa nos vaya pidiendo. En principio, una cucharada).
Para el relleno:
  • 300-400 gr. de espinacas hervidas y escurridas.
  • 2 cucharadas de aceite.
  • 1 cebolla hermosa.
  • 2 dientes de ajo.
  • Una cucharadita de romero.
  • 125 gr. de mozzarella (u otro queso que os guste más).
  • 200 ml. de crema fresca (tipo Creme Fraiche).
  • 1 huevo.
Además:
  • Molde tipo "tarta de manzana" de unos 30 cm. de diámetro.
  • 500 gr. de alubias o garbanzos para hacer de peso durante la cocción de la base de la tarta.
Cómo hacer tarta de espinacas:

En primer lugar, prepararemos la base. 

En un bowl, mezclamos la harina, la mantequilla, la yema y la cucharada de agua. Comenzamos a trabajar la masa apretando y mezclando bien. Si vemos que la mezcla está demasiado seca, añadiremos un poco más de agua, pero sin pasarnos.

Cuando tengamos una masa más o menos suave (a mi me costó unos 10 minutos y añadir un poco más de agua), formamos una bola, envolvemos en papel transparente y metemos en la nevera. Dejaremos allí durante una hora, más o menos.

Precalentamos el horno a 180ºC, por arriba y abajo. 

Sobre una superficie enharinada extendemos la masa hasta que tenga un grosor de unos 5 mm. (o un poco menos).

Engrasamos el molde con un poco de mantequilla y con la ayuda de un rodillo extendemos la masa sobre el molde.

Tarta de espinacas, queso y crema fresca

Con un tenedor, pinchamos la base y los laterales de la masa varias veces.

Ponemos un poco de papel de hornear sobre la masa y encima vertemos las alubias o garbanzos, para evitar que la masa suba demasiado.

Tarta de espinacas, queso y crema fresca

Introducimos en el horno durante unos 25 minutos. Sacamos del horno, retiramos el papel de hornear con las alubias o garbanzos y volvemos a introducir dentro del horno durante unos 5-10 minutos más, hasta que veamos que está un poco "doradita".

Reservamos.

Ahora prepararemos el relleno. Podemos compaginarlo con la cocción de la masa de la tarta de espinacas.

Picamos finamente la cebolla y la ponemos a "pochar" en el aceite, a fuego lento. Es decir, ponemos a calentar el aceite a fuego lento y añadimos la cebolla muy picada. Tapamos y dejamos cocer unos 5-10 minutos, vigilando de vez en cuando, con cuidado de que la cebolla no se queme.

A continuación, añadimos el ajo muy picado y el romero. Removemos bien y reservamos.

Cocemos las espinacas. Dependiendo del tipo de espinacas ("naturales", congeladas) la cocción será de una u otra manera (unos 10 minutos está bien en todos los casos). Escurrimos bien y troceamos. Añadimos las espinacas a la mezcla de cebolla, ajo y romero. 

A fuego lento, removemos lo anterior durante un par de minutos. Retiramos del fuego y extendemos sobre la base de masa. Troceamos la mozzarella y la repartimos sobre las espinacas.

Tarta de espinacas, queso y crema fresca

En otro recipiente, batimos el huevo y lo mezclamos con la crema fresca. Vertemos esta mezcla sobre las tarta de espinacas.

Tarta de espinacas, queso y crema fresca

Introducimos en el horno (precalentado a 180 ºC arriba y abajo) durante unos 40 minutos, hasta que la tarta de espinacas se haya dorado.

Y eso es todo!!!

Espero que os haya gustado esta tarta de espinacas. Lo que más me gusta de esta receta es que, una vez que disponemos de la base de la tarta, como relleno podemos añadir cualquier cosa que nos brinde nuestra imaginación... A mí se me está pasando por la cabeza  hacer algo con bacon y cebolla; seguro que está buenísimo!!!

Buen provecho!!

Hasta pronto.

Tarta de espinacas, queso y crema fresca

Tarta de espinacas, queso y crema fresca

5 comentarios:

  1. Elena P dijo...:

    Vaya pinta que tiene la pizza, que nada mas que por ser pizza tiene que estar buenísima y si ya le añades estos ingredientes ni te cuento! Un saludo!

  1. São Ribeiro dijo...:

    Ficou linda e com um recheio irresistivel.
    Bjs

  1. Saukimoon dijo...:

    Espero que te haga mucha ilusion este premio que te he dejado y que puedes recoger cuando quieras,
    http://recetasdelulusiniestra.blogspot.com.es/2013/04/primer-premio-de-abril-2013.html

    saluditos

  1. Trini Altea dijo...:

    Que rico tiene que estar, me gusta la receta. Besos

  1. Er Fede dijo...:

    Rico, rico. Ya se lo que vamos a cenar en casa hoy.

    Saludos y sigue asi

Publicar un comentario